Areitz Soroa Baserri Eskola
Areitz Soroa Baserri Eskola

Diciembre 2014. Resumen de observaciones de aves en las marismas de Santoña.

El zampullín cuellinegro también le podemos observar pescando en el canal frente a las conserveras de Santoña. Es un ave de tamaño intermedio entre las otras dos especies de somormujos que se encuentran en la marisma: el más pequeño zampullín común y el somormujo lavanco, de mayor tamaño.

 

 

El cormorán moñudo es muy frecuente en las marismas de Santoña, conviviendo con el cormorán grande y compartiendo nicho en el ecosistema del estuario. Su tamaño menos y plumaje más oscuro, además del moño en la cabeza le diferencian del cormorán grande.

 

 

El colimbo grande frecuenta la zona del canal frente a las conserveras, donde se alimenta de cangrejos sobre todo.

Observo que un ejemplar de garceta grande está venga a perseguir al otro. ¿Expulsarle del terreno o celo?. Estabán descansando, no pescando.

Los cormoranes moñudos aprovechan la subida de la marea para atrapar muchos pececillos junto a las orillas en la zona de las conserveras de Santoña. Es increíble la cantidad de peces que atrapan en pocos minutos, lo cual nos da una idea de la riqueza de estos ecosistemas.

 

 

Bandadas de estorninos pintos usan los pastos y estercoladuras recientes para alimentarse.

 Los chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula) junto con correlimos y archibebes comunes aprovechan los pequeños montículos y formaciones de Spartina que quedan sin ser cubiertos por la pleamar para descansar, en espera de la próxima bajamar.

 

 

El halcón peregrino también está presente en las marismas de Santoña. Usa los postes eléctricos como oteadero para avistar a sus presas. Se pasa largo tiempo en ellos a la espera, efectuando de vez en cuando breves incursiones en la marisma.

Los ánades frisos se sitúan junto a las fochas comunes para intentar quitarles las hojas de lechuga marina que estas últimas sacan del lecho de la charca. Parece como si quisieran ahorrarse el trabajo de sumergirse. De hecho también hay ejemplares que sumergen sus cabezas para coger la lechuga marina. Lo que me sorprende es que la focha no se defienda de la presión, como lo que hace con otras fochas por el territorio. Si la he visto encararse a los ánades e incluso lanzar un leve ataque, pero nada que ver con lo que hace con sus congéneres.

La hembra del porrón común presenta este aspecto más apagado.

 

 

 

Tal y como hemos comentado, acostumbra a descansar en el agua durante gran parte del día, comenzando su actividad a  la tarde. Eso no quita para que siempre esté vigilante.

El águila pescadora sigue presente en Santoña. Tras localizar uno de sus posaderos, comprobamos que permanece en él durante dos horas. Cuando ha llegado, la marea llevaba bajando dos horas. Tras irse, no ha vuelto. Puede que se trate de su posadero para la pleamar. La foto está tomada desde unos 400 metros, por lo que su calidad es la que es. 

Los zarapitos reales abundan en esta época. En cuanto desciende el nivel de las aguas lo justo para que aparezcan las zonas de algas (sobre todo de Fucus vesiculosus), rebusca entre ellas a la caza de cangrejos de mar, como el ejemplar de la fotografía.

 

 

El chorlito gris es un ave escasa en la marisma de Santoña. Se ven algunos ejemplares aislados invernantes y también aves de paso en sus rutas migratorias.

NUEVOS VIDEOS! BIDEO BERRIAK !!
¡NOVEDADES! TODO SOBRE LA AVISPA ASIÁTICA.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ion Y Roberto Colino SC , Areitz Soroa